Semana Santa 2018 Visita Cusco y Machu Picchu

La Semana Santa es una conmemoración central en el mundo católico, pues recuerda la muerte y resurrección de Cristo. En la ciudad de Cusco tiene particularidades propias en la conmemoración y celebración en las diversas parroquias y templos, donde el pueblo católico recuerda la pasión y muerte de nuestro Señor Jesucristo, tiene un hondo significado y de mucha reflexión para el pueblo cusqueño al rendirle sumisión y humildad al Patrón Jurado de Cusco: "Taytacha de los Temblores". La fecha es movible, pero normalmente es en marzo o abril.

La Semana Santa en Cusco se celebra entre la segunda quincena de Marzo a la primera semana de Abril (la fecha es cambiante).

Inicia con el Domingo de Ramos, que se recuerda a Jesús, que entra triunfante a la ciudad de Jerusalén montado en un borrico donde es aclamado por la multitud que lo reciben con palmas u hojas de palma en la mano, las palmas representan el triunfo, la alegría y la victoria, por ello las misas de Domingo de Ramos se realizan desde muy temprano, los fieles acuden portando éstas palmas y hojas de olivo (traídos de la selva cusqueña y de la costa).

En la Basílica Catedral de Cusco aproximadamente a las nueve de la mañana se realiza la tradicional "Bendición de Ramos" y una celebración eucarística.

Lunes Santo

Es el día de mayor importancia por la magnitud de la celebridad, pues está dedicado al "Señor de los Temblores" (Taytacha) Patrón Jurado de Cusco, en el que los feligreses se congregan en la plaza mayor con un aproximado de 60 mil almas para acompañar en todo el recorrido de la tradicional procesión, para posteriormente recibir la bendición. Inicia desde muy temprano con solemnes misas de comunión en diferentes horarios a partir de las 05.45 a.m. y la Homilía del Señor Arzobispo de Cusco: 13.30 hrs.

Señor de los Temblores - Inicio de la procesión (Plaza de Armas)

La Procesión inicia a las 14:00 hrs, ante los repiques de las campanas de la Catedral y de la Compañía de Jesús, para recorrer las calles principales del centro histórico del Cusco adornadas con alfombras de flores y aserrín multicolor, a su paso por las diferentes calles el Patrón Jurado de Cusco es recibido por las familias e instituciones, quienes desde sus balcones expresan su veneración con interminables lluvias de ñucchu (flor nativa de color rojo que simboliza la sangre que derramó nuestro Señor en su pasión).

Por lo general después del recorrido en la Plaza de Armas hace su ingreso a la calle Plateros hasta a la Iglesia Santa Teresa, en la cual permanece por 20 minutos para el cambio de sudario, luego continúa por la plaza de San Francisco y Espinar, en esta última se encuentra la Iglesia de La Merced.

Por último la imagen del Patrón Jurado del Cusco ingresa a la Plaza de Armas promediando las 7 de la noche por la calle Mantas, luego a la Catedral, para después dar su bendición a miles de cusqueños que se aglutinan en la Plaza de Armas para venerar al Cristo moreno, entre tañidos de las campañas de la Catedral y la Compañía, que ensordecen a la multitud, el sonido de las sirenas de los bomberos y patrulleros policiales el Taytacha da su bendición e ingresa nuevamente a la Catedral hasta el próximo año.

El Martes Santo, se realiza misas solemnes con asistencia de todo el presbiterio. Mientras que el Jueves Santo, misas de la "Institución y del Sacerdocio" con procesión hacia el monumento (Templo de la sagrada Familia).

Viernes Santo

Celebración de la pasión del señor tres de la tarde, Procesión del Señor del Santo Sepulcro. (Basílica de la Merced) cinco de la tarde.

Es muy peculiar que muchos fieles el viernes santo salen muy de madrugada y realizan un "Vía Crucis" desde la plaza San Francisco hasta la Cruz del Papa, ubicada en el Parque Arqueológico de Sacsayhuaman. Otros por su parte se direccionan a las cimas de los cerros donde hay una cruz y al retorno traen cruces de espinas o cactus, para colgar en la puerta de sus casas, y otros simplemente compran sus "cruces de espinos" otros de "ñiguas" adornadas con trenzas de ajo, flores silvestres de rosas, q'era y phallchas (florecillas moradas),también cruces amarradas y adornadas con hojas de palmera y hierbas; de igual modo venden hierbas nativas medicinales en la plaza de San Pedro, donde existe una feria conocida como "hampirantikuy"(compra de hierbas medicinales), que son ofertadas por personas que llegan de comunidades lejanas.

Todavía queda rezago que algunos padres de familia azotan a sus hijos, antes de que éste se levantara de la cama, como lo hacían los antiguos abuelos, como señal de adhesión al sufrimiento de Jesús.

Algunas familias todavía acostumbran el "Ayuno" como un signo de apoyo y humildad a los sufrimientos de Cristo, pasado el mediodía, las personas mayores ya prepararon los doce platos típicos, costumbre que viene perdiendo arraigo en las nuevas generaciones corriendo el riesgo de desaparecer junto a los tradicionales y originales potajes, se sirven en pequeñas porciones así como: sopas y potajes a base de pescado, trigo, olluco, choclo y terminando con riquísimos postres como guisados de durazno, arroz con leche, asimismo rosquillas, suspiros, empanadas, maicillos, etc.

Sábado Santo, se realiza la celebración de la solemne vigilia pascual; mientras que el Domingo de Resurrección se celebran solemnes misas de pascua y finalmente la clausura de semana santa. Esto es Cusco Perú, lleno de tradición, costumbre y cultura.

Historia "Señor de los Temblores"

Según algunas fuentes, la historia de este Cristo de rasgos descarnados y de sobrecogedora apariencia se remonta a cuando el emperador Carlos V envió la efigie a Cusco, hecha especialmente para los indios, copiando las bruscas facciones de éstos. Los españoles buscaban consolidar así la Conquista hecha por la espada e imponer su adoración.

Pero fue el 31 de Mayo de 1650 cuando se encendió aún más la llamarada de fe del pueblo cusqueño por el Señor de los Temblores. Esa tarde, un terremoto azotó la ciudad echando abajo muchas casas y templos. Fue entonces en que ocurrió un milagro para muchos: indios, señores, esclavos y mestizos se mezclaron todos para adorar y pedir amparo al Cristo de los Temblores.

Su rostro labrado cual fina roca oscura muestra un gesto grave y triste, recogiendo en cada paso el clamor de los fieles hacia su "General de la Esperanza". Se cree que su cuerpo adquirió ese tono ennegrecido cuando salió por primera vez a las calles, al contacto del humo que se expandía de los cirios y velas de la gente. Desde esa época, las andas de este Cristo mestizo salen en procesión cada Lunes Santo, seguidas por una multitud de feligreses que lo acompañan con humilde fervor. En las ventanas de las casas, por donde pasa la efigie, se colocan refinadas piezas de tapicerías aterciopeladas con franjas de oro, telas y alfombras brillantes, que las familias reservan especialmente para esta ocasión. Mientras tanto, los Camaretos o pequeños morteros, petardos y cohetes agitan el ambiente con su estruendo hacen casi inaudibles los cánticos y oraciones de la multitud.

En el Viernes Santo, al igual que en Ayacucho, acontece el encuentro de las andas del Cristo en el Santo Sepulcro y de la Virgen Dolorosa.

Perú está disponible para ti en Semana Santa disfruta de esta gran aventura con los mejores tours en la ciudad del Cusco y la ciudad de los Reyes Lima, reserva ahora contamos con un servicio de calidad, más de 30 mil turistas atendidos respaldan nuestros servicios, mira sus testimonios.

Reserva Ahora

Atendemos las 24 horas, los 365 días del año

Contáctenos:

  • WhatsApp: +51984630919
  • Teléfono: +51-84-223010

Temas Relacionados

Comentarios