Machu Picchu y los procesos utilizados para ser la primera ciudad 100% sostenible de América Latina

El santuario de Machu Picchu recibe alrededor de 4 mil visitas diarias, lo cual genera toneladas de basura creando una gran problemática en el distrito de Machu Picchu Pueblo, antesala a la ciudadela incaica de Machu Picchu, maravilla y patrimonio de la humanidad.

Con una nueva planta de valorización de residuos orgánicos, una planta compactadora de botellas plásticas, planta transformadora de aceite en biodiesel y glicerina, el distrito de Machu Picchu Pueblo, es ahora reconocida como la primera ciudad de Latinoamérica en ser un modelo de sostenibilidad, capaz de manejar sus propios residuos, procesar de 3 a 4 toneladas al día y convertirlos en recursos que vienen beneficiando a la población de Machu Picchu Pueblo, como el caso del biocarbón, ayudando a la reforestación de los espacios naturales y a los campesinos en la intensificación de la productividad del suelo en las actividades agrícolas.

Detrás de esta denominación se encuentran dos empresas, AJE Group, dueña de marcas como AGUA CIELO, SPORADE, KOLA REAL, entre otros productos y la cadena de hoteles INKATERRA dentro del grupo INKATERRA Asociación, una organización que cree en la conservación a través del uso sostenible de los recursos naturales, con estrategias para proteger y restaurar los ecosistemas.

Ambas entidades en una alianza estratégica frente a la gran problemática en la que se encontraba Machu Picchu Pueblo, hicieron la donación de una planta compactadora de residuos plásticos y sólidos. Todos los residuos plásticos son procesados y enviados a la localidad de Pachar en Ollantaytambo (Valle Sagrado), donde se comercializa los bloques compactados.

También forma parte del proyecto, una planta de producción de biodiesel en Inkaterra Machu Picchu Pueblo Hotel, procesando aceite vegetal utilizado, a fin de evitar derrames en el río Vilcanota, el río sagrado de los incas. Un litro de aceite quemado contamina mil litros de agua según los estudios realizados.

Esta nueva planta produce 40 galones diarios de combustible biodiesel, así como también glicerina la cual es utilizada como artículo de limpieza en los distintos locales de la comuna de Machu Picchu Pueblo.

La planta está formada por tres máquinas encargadas de compactar, deshidratar y pirolizar o someter a altas temperaturas los residuos orgánicos que se generan en el distrito de Machu Picchu y que representan más del 60% de los residuos totales generados en este visitado distrito de Cusco.

Gracias al manejo estratégico de los residuos sólidos y orgánicos del principal destino turístico de Cusco y Perú, así como una de las maravillas y patrimonio de la humanidad, Machu Picchu, se impide que ingrese a la lista de riesgo de la UNESCO, permitiendo que sigamos visitándola y apreciando su magnífica belleza histórica y natural.

Machu Picchu Tours, una agencia sostenible; asegura que su tour a Machu Picchu, Cusco y todos los destinos turísticos en Perú, sean llevados con responsabilidad, seguridad y confianza, para crear una experiencia inolvidable.

Temas Relacionados

Comentarios